viernes, 23 de diciembre de 2016

TORTA SELVA NEGRA

                                     
La torta selva negra es un postre típico de la cocina de Baden y uno de los más preciados en la cocina alemana. Consiste en varias capas de bizcocho de chocolate embebido en kirsch (licor de cereza) e intercaladas con crema chantillí y mermelada de cereza. Está recubierta de crema chantillí, virutas de chocolate y cerezas.
El origen de esta torta se ubica en el siglo XVI, cuando el chocolate ya se había asentado en Europa, y en la zona llamada Selva Negra, situada en el estado de Baden-Württemberg. El nombre evoca la oscuridad y el misterio de una región conocida por sus cerezas algo agrias, de las cuales se obtiene el kirsch, un destilado doble, transparente. La combinación de la cereza, el kirsch, la crema de leche y el chocolate hace de esta torta una tentación.
Ingredientes para el bizcocho:
125 gramos de cobertura de chocolate semi amargo
125 gramos de margarina
4 huevos
1 taza de azúcar
2 tazas de harina
2 cucharaditas de polvo de hornear
¼ cucharadita de sal
½ cucharadita de vainilla, café o ralladura de naranja
Para la decoración:
1 litro de crema chantillí
Mermelada de cerezas
1 copa de kirsch (licor de cereza)


Derretir al baño de maría el chocolate con la margarina. Batir los huevos con el azúcar. Cernir la harina con el polvo de hornear y la sal. Unir las mezclas, aromatizar con café, ralladura de naranja o  la vainilla y asar en horno medio (180 C o 350 F).













El bizcocho se divide horizontalmente en tres o cuatro capas y se embebe con un almíbar que se preparó con el líquido de las cerezas y una copa de licor. 












Luego se intercalan con crema chantillí y mermelada de cerezas. Se decora por encima con crema chantillí, cerezas y virutas de chocolate.

1 comentario:

  1. Delicioso esa torta , cubierta de crema chantillín, sabores alemanes

    ResponderEliminar